fbpx
Teléfono gratuito: 900 52 52 46   Contacto: info@babybrain.es
<div class="blogh">Cómo afrontar el período de adaptación a la guardería</div>

Cómo afrontar el período de adaptación a la guardería

Acaba de dar comienzo el curso escolar en la gran mayoría de las comunidades autónomas, para muchos el pensamiento que se nos viene a la cabeza es: Cómo afrontar el período de adaptación a la guardería.

Volvemos a la rutina, colegio, comedor, extraescolares… pero lo que para nosotros es un pequeño descanso, para muchos niños es el comienzo de una nueva etapa en su vida.

Para los niños que van por primera vez a la guarde o al colegio es una época de transición muy importante en sus vidas, con muchos cambios, nuevos amigos, rutinas, horario y todo eso lleva su tiempo.

Llega el primer día, y tu hijo pequeño cuando llega a la puerta del cole empieza a llorar, a agarrarse a tu pierna, patalear, tirarse al suelo…y piensas, ¿y ahora qué hago?

Alguno de esos niños, quizá haya ido anteriormente a ese colegio de visita, porque es el de sus hermanos mayores y está acostumbrado a recogerlos, pero, cuando es a él al que le toca quedarse y no irse con sus padres diciendo adios, la cosa cambia… y mucho.

Cuál es el período de adaptación escolar

En la gran mayoría de colegios existe un período de adaptación escolar, y los niños van gradualmente asistiendo a clase durante la primera semana.

Y es que es importante saber cómo afrontar el período de adaptación a la guardería. El primer día un par de horas, el segundo también, el tercero se incrementa un poco y quizá el cuarto ya se queden toda la jornada escolar.

A este período de adaptación se le llama en algunos colegios, “el año de adaptación” el cual tiene padres a favor, y padres en contra.

Muchas veces no es fácil compaginar el horario especial del colegio con el horario laboral, y pueden surgir desavenencias con el centro.

En cualquier caso, vamos a intentar que este proceso adaptativo en nuestros hijos sea lo más llevadero posible, tanto para ellos como para nosotros.

Porque ¡ojo! sin duda son muchos los padres a los que les cuesta decir “Hasta luego cariño” en la puerta de su clase.

Consejos para facilitar la adaptación

  1. En primer lugar, hay que normalizar la situación adaptando al niño gradualmente a los cambios . Es una situación nueva en su vida pero que forma parte de su desarrollo.
  2. Hablarle de los amigos que va a conocer nuevos, quizá alguno sea de la misma guardería en la que ha estado. Contarle también qué actividades van a hacer.
  3. No hay que tener prisa ni agobios. Cada niño es un mundo y tiene una adaptación diferente. Para un niño sociable quizá sea más fácil, pero uno que es tímido esta nueva situación.
  4. A la hora de la despedida en la puerta del colegio, hacerlo corto con una sonrisa y que te vea bien, sin nervios. Tiene que tener claro que en un ratito volveréis a por él.
  5. Para que el niño o la niña no se sienta solo, mete en su mochila ese elemento que tanto le gusta y acompaña, como una gasita, mantita o su muñeco preferido.

Finalmente, acordaros que el niño va a estar bien con su seño y sus nuevos amigos, muchas veces somos nosotros mismos los que lo pasamos peor que ellos imaginándonos que está llorando o triste.

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Lo natural es que hablen idiomas