Teléfono gratuito: 900 52 52 46   Contacto: info@babybrain.es   
Como aprender Aleman para niños de 0 a 7 años

Cómo aprender Alemán para niños de 0 a 7 años

Como aprender aleman para niños y niñas de 0 a 7 años

Cómo aprender Alemán para niños de 0 a 7 años

Si presupones que el alemán es un idioma secundario y sin mucha cobertura a nivel mundial, debes saber que, para empezar, es el idioma más hablado de la Unión Europea. Es oficial en Alemania, Australia y Liechtenstein, y co-oficial en Suiza y Luxemburgo. Así que si te planteas si es importante o no que tu hijo/a empiece desde temprana edad con el aprendizaje del alemán, hoy despejarás todas tus dudas.

Si deseas para tu hijo/a un futuro lleno de posibilidades, en el que tenga las herramientas necesarias para poder elegir cómo y dónde vivir, el alemán es un buen pasaporte de salida. De hoy y siempre se ha conocido el mercado laboral alemán por tener buenos salarios, beneficios y retribuciones, además, obviamente de la calidad de vida.

Cómo aprender Alemán para niños

Es cierto que culturalmente nos separa un abismo, y que no todos soñamos con vivir en el frío clima alemán, pero también es cierto que como experiencia aportará nuevos valores, estructuras de pensamiento, y ganancia en conocimientos, que de otro modo serían imposibles de adquirir.

Si la decisión está tomada y solo estás valorando cómo y cuándo empezar, debes saber que el alemán es un idioma de origen germánico y que no guarda similitud alguna con el español. Esto es una razón de peso para iniciar el aprendizaje en edades muy tempranas, cuando son niños, o incluso bebés, ya que lo adquirirán de manera natural como lo hacen con el idioma materno. Por el contrario, mientras el niño/a sea más grande, habrá más dificultades.

Sin embargo, sí que comparte muchas palabras y estructuras gramaticales con el inglés, con lo que el aprendizaje de uno de estos dos idiomas, refuerza y facilita el aprendizaje del otro.

¿Trucos para facilitar el aprendizaje de alemán en niños y niñas menores de 7 años?

Familiarizarse con la sonoridad alemana es fundamental para crear una buena base. Por eso, antes de empezar a adquirir vocabulario o intentar escribir algunas palabras, recomendamos que la música esté siempre presente en el entorno del niño.

Jugar, comer, viajar en coche, o incluso dormir siempre con canciones de fondo en alemán, sin ningún propósito en específico más que el de estimular el oído y todos sus folículos pilosos, para que más adelante el aparato fonador tenga la capacidad de reproducir y pronunciar todos los giros y peculiaridades de este idioma.

Lo ideal es que sean canciones sencillas y repetitivas, para que al poco tiempo tu peque (y tú) se anime a “cantarla”.

Te sugerimos este clásico para que compartas con tu hijo/a un momento de risa y diversión. Colócalo en tus rodillas, y empezad a galopar juntos.

Con esta canción los niños y niñas alemanes aprenden los colores, y aunque tu peque no entienda nada (ni lo pretendemos) más adelante podrá utilizarlo y darle sentido.

Para dormir esta canción es ideal, no solo porque es muy relajante, si no también porque tiene sonoridades muy propias del alemán.

Peculiaridades del alemán, y ¿cómo pueden avanzar los niños y niñas en su aprendizaje?

Aprendizaje de aleman para niños

El alemán como idioma tiene muchas peculiaridades: tienes tres géneros (femenino, masculino y neutro), tiene una letra adicional que se escribe ß pero se pronuncia como una doble ss, o que tiene palabras imposibles de traducir que solo se pueden explicar.

Una de las particularidades del alemán que los pedagogos toman muy en cuenta cuando los niños y niñas empiezan a conocer las palabras y su escritura, es que es un idioma de palabras compuestas, por lo que una vez que conoces el origen de las mismas, o tienes un vocabulario básico, eres capaz de comunicarte utilizando la lógica para componer palabras.

Uno de los instrumentos que solemos utilizar para que los niños y niñas adquieran un pensamiento lógico a la hora de adquirir el idioma, es crear un puzzle de palabras en la que con una palabra raíz, pueden generar otros significados añadiendo otra palabra. Por ejemplo:

Encías: Zahnfleisch = Zahn (diente) + Fleisch (carne).

Tortuga.  Schildkröte = Schild (escudo) + Kröte (sapo).

Guantes: Handschuh = Hand (mano) + Schuh (zapato)

Mofeta: Stinktier = Stinken (apestar) + Tier (animal)

¿A que es divertido? Si tu hijo aún es pequeño y no reconoce las palabras, puedes hacer este mismo juego pero con imágenes, y al juntarlas debe darle un significado aunque sea en español, ya que lo que buscas es que “aprenda a pensar como un alemán” y que conozca el origen de las palabras compuestas.

Lo natural es que hablen idiomas