Teléfono gratuito: 900 52 52 46   Contacto: info@babybrain.es   
aprender chino para niños y niñas

Cómo aprender Chino Mandarín para niños de 0 a 7 años

A nadie se le escapa la importancia de que el Chino Mandarín está adquiriendo a nivel mundial como tercer, e incluso como segundo idioma.

Se estima que solo en España más de 20 mil estudiantes de secundaria priorizan el aprendizaje de esta lengua sobre el inglés, el francés o el alemán.

En el mundo hay 955 millones de hablantes nativos, y es uno de los 6 idiomas oficiales de las Naciones Unidas.

A priori, parece un idioma de alta dificultad ya que no tiene ninguna similitud con el español. Sin embargo, un estudiante adulto promedio puede aprender 500 palabras en 6 meses, lo suficiente para un nivel básico.

Imaginemos entonces por un momento lo que puede lograr tu hijo entre los 0 y 7 años de edad.

Una de las ventajas del Chino Mandarín es que es uno de los idiomas más simples en su estructura gramatical, ya que los verbos no cambian de forma, y no hay ni masculino ni femenino.

Y pensar que aprender Chino Mandarín da acceso a entender lo básico del cantonés y el japonés, lo hace aún más atractivo.

Aprender chino mandarín desde pequeños abre nuevas fronteras

Además, tanto su cultura, tradiciones y escritura, resultan de especial interés para los niños y niñas; y ya sabemos lo importante que es despertar la curiosidad de los pequeños para estimular el aprendizaje: píntale dragones, déjale palitos para comer ciertos alimentos, háblale de osos pandas…

Y sobre todo, dibujad juntos muchos sinogramas o caracteres chinos. Para tu peque no serán más que formas y podéis pasar divertidos momentos intentando hacerlos juntos.

En la vida diaria no se utilizan más de 300 caracteres, así que el objetivo de que un niño o niña de 7 años relacione sinogramas con objetos cotidianos tampoco resulta tan titánico si se le ha estimulado desde una edad temprana.

Además, la mayoría de los caracteres chinos esconden en sí mismo el significado. Descúbrelos en este vídeo.

https://youtu.be/okqZla0oaOE

¿Por qué es importante aprender Chino Mandarín desde pequeños?

Si aprender idiomas en edades tempranas es importante porque la plasticidad cerebral facilita todos los mecanismos neuronales, con el Chino Mandarín es absolutamente decisivo la edad de iniciación.

Es cierto que a nivel gramatical es mucho más sencillo que el español o el alemán, pero fonéticamente encierra una alta complejidad no apta para ciertas edades.

Veamos por qué.

Las sílabas en Chino Mandarín, al igual que en español, se inicia con un sonido consonántico y termina con el vocálico, pero a diferencia de nuestro idioma, tienen 4 tonos distintos.

Esto quiere decir que el Chino Mandarín es un idioma tonal, y por tanto, una misma sílaba puede tener diferentes significados cambiando solo la entonación.

Teniendo en cuenta que el Chino Mandarín tiene solo 400 sílabas (frente a las más de 3.000 del español), es indispensable controlar los tonos para comunicarse.

Científicos, pedagogos y lingüistas están de acuerdo en que, para un hispanohablante hay sonidos del Chino Mandarín que le serán imposibles reproducir e incluso distinguir, si no lo aprendió antes de los 7 años de edad.

Así que, conociendo las bases científicas sobre la adquisición de idiomas que priorizan la escucha para modelar el aparato fonador, y atendiendo a las características propias del Chino Mandarín, es evidente que la clave está en entrenar el oído de los niños y niñas con estímulos auditivos.

¿Cómo ayudar a tu hijo para que adquiera las bases del Chino Mandarín?

Como en cualquier otro idioma, la estimulación auditiva es indispensable para adquirir las bases del lenguaje.

Los diferentes sonidos y entonaciones mantendrán activos todos los folículos pilosos del oído, permitiendo captar todas las especificaciones fonéticas de cada idioma.

Y muy particularmente de Chino Mandarín que, como hemos leído hasta aquí, es fundamental para un buen aprendizaje.

Este entrenamiento auditivo en niños y niñas en edades tempranas permitirá que su aparato fonador esté preparado para reproducir sonidos que de otro modo sería imposible.

Así que aquí van estas dos recomendaciones para introducir a tu peque en la adquisición básica del Chino Mandarín:

  • Dedica tiempo en hacer una nutrida y atractiva play list de música infantil china para escuchar en largos paseos en coche, o durante el baño antes de dormir.

  • Y para los ratos de sofá o ya en la cama preparados para dormir, nada mejor que disfrutar con tu peque de un cuento con narración oral en Chino Mandarín, e ilustraciones clásicas que lo vayan adentrando en el maravilloso mundo de las leyendas chinas.

Aquí tienes estas opciones para empezar:

El pequeño tesoro

La boda del ratoncito chino

Verás cómo el aprendizaje del Chino Mandarín va más allá de adquirir un idioma. Junto a tu hijo/a os adentraréis en una cultura llena de valores, aprendizajes, magia y leyendas. Es una oportunidad para descubrir, explorar, y maravillarse.

Baby Brain

Lo natural es que hablen idiomas