Teléfono gratuito: 900 52 52 46   Contacto: info@babybrain.es   
Cómo aprender español para niños y niñas de 0 a 7 años

Cómo aprender español para niños de 0 a 7 años

Como aprender español para niños y niñas de 0 a 7 años

Cómo aprender español para niños de 0 a 7 años

como aprender español para niños

La adquisición de la lengua materna sucede casi de manera intuitiva. Que tu hijo/a aprenda a hablar español cuando está en completa inmersión familiar y social, es un proceso natural que tarde o temprano completará de manera más o menos satisfactoria.

El lenguaje y el desarrollo psicomotor son la máxima motivación del cerebro en los 3 primeros años de vida de los bebés. Todos sus esfuerzos y energía están enfocados a estas primeras conexiones neuronales que darán lugar a la base de la comunicación a través de la codificación de los estímulos externos y el contexto, ya que el desarrollo del lenguaje está estrechamente ligado al movimiento y al vínculo socio-afectivo.

Por tanto, las habilidades fonológicas y gramaticales específicas de un adulto, vendrán definidas por el entorno y por la “calidad” de la estimulación a la que fue sometido el cerebro desde los 0 a los 7 años.

No es lo mismo hablar, que comunicar

como aprender español para niños

La adquisición de la lengua materna sucede casi de manera intuitiva. Que tu hijo/a aprenda a hablar español cuando está en completa inmersión familiar y social, es un proceso natural que tarde o temprano completará de manera más o menos satisfactoria.

El lenguaje y el desarrollo psicomotor son la máxima motivación del cerebro en los 3 primeros años de vida de los bebés. Todos sus esfuerzos y energía están enfocados a estas primeras conexiones neuronales que darán lugar a la base de la comunicación a través de la codificación de los estímulos externos y el contexto, ya que el desarrollo del lenguaje está estrechamente ligado al movimiento y al vínculo socio-afectivo.

Por tanto, las habilidades fonológicas y gramaticales específicas de un adulto, vendrán definidas por el entorno y por la “calidad” de la estimulación a la que fue sometido el cerebro desde los 0 a los 7 años.

No es lo mismo hablar, que comunicar

¿Has visto alguna vez un niño o niña que se hace entender perfectamente sin pronunciar una palabra? Y por el contrario, ¿no has hablado alguna vez con un adulto que no puede organizar las ideas, encontrar las palabras, y por tanto, que no puede comunicarse de manera efectiva?

Y es que no es lo mismo que un niño tenga la capacidad de hablar, a que la capacidad de comunicarse. Sin embargo, las bases para hablar y comunicarse si se adquieren al mismo tiempo, pero no de la misma manera.

Todo recién nacido aprenderá de manera intuitiva, progresiva e ininterrumpida el idioma de su entorno. Sin embargo, aprender a comunicarse requiere de una estimulación temprana intencionada y de calidad. Veamos:

¿Has visto alguna vez un niño o niña que se hace entender perfectamente sin pronunciar una palabra? Y por el contrario, ¿no has hablado alguna vez con un adulto que no puede organizar las ideas, encontrar las palabras, y por tanto, que no puede comunicarse de manera efectiva?

Y es que no es lo mismo que un niño tenga la capacidad de hablar, a que la capacidad de comunicarse. Sin embargo, las bases para hablar y comunicarse si se adquieren al mismo tiempo, pero no de la misma manera.

Todo recién nacido aprenderá de manera intuitiva, progresiva e ininterrumpida el idioma de su entorno. Sin embargo, aprender a comunicarse requiere de una estimulación temprana intencionada y de calidad. Veamos:

mama embarazada

Una actividad muy relajante y que alimenta la relación materno filial es que durante el embarazo

Leer más

la mamá hable y ponga música en el idioma materno. Esto hace que los niveles de estrés de ambos bajen y que la energía del cerebro del feto se centre en crear conexiones neuronales en el campo del lenguaje.

Estimulación del idioma

Una vez fuera del vientre materno y hasta los 2 años, la estimulación del idioma se ve favorecida a través del juego,

Leer más

asociando conceptos, nombres y contextos, con juguetes, peluches, dibujos, y fotografías. También es útil utilizar la música para que el bebé anticipe las rutinas del día: la hora del baño, la siesta, dormir, o jugar.

cuentos para niños

Cuando el niño cumple los 3 años, los cuentos deben tener un espacio importante en las rutinas del día a día.

Leer más

A través de la narración se promueve la creatividad e imaginación, indispensables para la adquisición de nuevos conocimientos y la resolución de conflictos.

estimulación para niños

Es importante continuar la estimulación cuando los niños van creciendo, mostrándote siempre disponible para hablar,

Leer más

mirando a los ojos, prestando toda tu atención y respondiendo a todas las preguntas que surgirán de aquí en adelante. De esta manera los niños adquieren vocabulario y una rica composición gramatical, además de una comunicación saludable y efectiva.

Relación del lenguaje y el movimiento

El lenguaje y la comunicación no solo se alimentan de las conversaciones del entorno. El movimiento también es fundamental ya que el cerebro del niño/a utiliza las mismas áreas sensomotoras para ambas actividades. Además, a través del movimiento surgen las primeras conversaciones con el bebé, como cuando lo abrazas para mostrarle tu afecto, o cuando le aplaudes para celebrar un logro.

De igual manera, cuando el bebé gesticula con la cara, los brazos y el resto del cuerpo, se impulsa el lenguaje, ya que tiene la necesidad de comunicarse, y se esforzará por completar la interacción física, con el lenguaje verbal.

Además, promover el juego físico también estimula la adquisición del lenguaje, ya que correr, explorar, saltar, o incluso caerse, motivará al pequeño a compartir la experiencia con otros niños y niñas o con los adultos más importantes de su entorno.

Beneficios de la estimulación temprana del lenguaje

Y para profundizar más en la relación lenguaje y movimiento, estimula la psicomotricidad fina en los primeros años de vida ya que esto promueve el entrenamiento de los mismos patrones de pensamiento y ejecución que utiliza el cerebro para el lenguaje.

Beneficios de la estimulación temprana del lenguaje en otras áreas de desarrollo

El lenguaje es, al fin y al cabo, el puente de conexión que tenemos con el exterior. A través de los idiomas se favorece el aprendizaje y enriquecimiento personal, del mismo modo que se aporta valor a todo aquello que nos rodea. Por tanto, la estimulación temprana del lenguaje es la base del crecimiento personal en la etapa infantil así como en la adulta.

Puntualicemos los beneficios de la estimulación temprana del lenguaje:

1. Entrena la capacidad de concentración, memoria y creatividad. Tres herramientas fundamentales para el aprendizaje.

2. Impulsa las capacidades psicomotoras.

3. Despierta la curiosidad, las ganas de explorar, y por tanto la motivación por aprender.

4. Desarrolla las habilidades sociales, lo que conlleva a la creación de relaciones personales sólidas que otorgan seguridad y estabilidad, así como sentido de pertenencia.

En resumen, la estimulación temprana del lenguaje en el niño deriva en un adulto seguro con una autoestima saludable, capaz de crear y gestionar su propia felicidad.

Lo natural es que hablen idiomas