Teléfono gratuito: 900 52 52 46   Contacto: info@babybrain.es   
El curioso origen de los días de la semana en inglés, español y alemán

El curioso origen de los días de la semana en inglés, español y alemán

En el caso de los adultos, cuando se trata de aprender idiomas siempre es un buen recurso conocer el origen etimológico de las palabras, ya que, si se entienden desde su raíz, se pueden llegar a recordar por asociación de ideas y contexto, y no hace falta recurrir a la –no siempre efectiva- memorización.

En el caso de los niños el aprendizaje es más sencillo y veloz, ya que aprenden por repetición, con lo cual, si por ejemplo, quieres que un niño aprenda los días de la semana, lo más práctico es que recurras a una canción.  Si la canción la acompañas de movimientos rítmicos también repetitivos, el éxito está más que garantizado.

Sin embargo, si a tu peque le gustan los cuentos, y disfrutáis pasando tiempo juntos inventando historias increíbles y mágicas, entonces no dudes en coger papel y lápiz porque en los días de la semana hay mucha tela que cortar… o  mejor dicho, que contar. Y quién sabe, quizás así aprendáis los días de la semana en dos, tres o cuatro idiomas.

Planetas, dioses, y los días de la semana en español

Los días de la semana en inglés, español, francés, alemán e incluso holandés y por supuesto en latín, tienen el mismo origen: ¡el cielo!

Los romanos decidieron poner orden en el calendario y dedicar los días de la semana a los dioses que adoraban y que representaban los astros que veían en el cielo. Con el tiempo y la incursión del cristianismo, estos nombres se verán modificados, pero mantendrán su razón de ser desde el origen… ya verás por qué.

La Luna, por ser la más cercana a la Tierra se le dio el primer día: Lunae dies.

Martes, indiscutiblemente está dedicado a Marte. Nada que añadir.

Miércoles tiene más miga ya que viene de Mercurio… si lo nombramos Mercurii dies como era en principio, se ve claramente la relación hasta derivar en la forma que conocemos hoy. Como plus, solo recordarte que Mercurio es el dios del comercio, de ahí la palabra mercancía.

Como bien debes haber concluido ya, jueves es por Júpiter, y viernes, Veneris dies,  es dedicado a la diosa del amor, la belleza y la fertilidad, representada en el planeta Venus.

La historia cambia de rumbo el fin de semana. Saturni dies adquiere su nombre de Saturno, dios de la agricultura y la cosecha. Hasta aquí todo bien. Pero con el decreto del Emperador Constantino en el siglo III que elevaba al Cristianismo a religión oficial, el día de Saturno pasa a ser el sabbat/shabat del hebreo, es decir, el día de descanso.

Esto trajo consigo que el domingo, en principio Solis dies dedicado a la gran estrella sol y al dios que representa, Apolo, pasara a denominarse Domini dies, es decir, día del señor y, por tanto, otro día de descanso que ganamos. Nada mal, eh?

Dioses vikingos y su conquista de los días de la semana en inglés y alemán

En inglés y alemán las transformaciones fueron diferentes, ya que adoptaron las formas de la mitología romana y nórdica, y esto, lo hace mucho más interesante para explicar a los niños.

Moon en inglés significa Luna, y en alemán es mond. Pues tanto en un idioma como en otro mantienen su raíz para denominar al Lunes: Monday y Montag respectivamente.

Tyr hijo de Odín, dios de la guerra y señor de una sola mano, era tan venerado por los vikingos por su valentía y sabiduría, que decidieron honrarlo dedicándole un día de la semana: Tyr´s DayTuesday en inglés. Los alemanes conocían este mismo dios con el nombre de Donar, por lo que martes se convierte en Dienstag.

El miércoles los alemanes decidieron hacerlo más sencillo y lo llamaron literalmente “mitad de la semana”, Mittwoch. Sin embargo el inglés, toma el nombre Odín, que para los anglosajones era Wodan: Wednesday.

El gran guerrero Thor, también hijo de Odín, y protagonista de muchos comics Marvel, no podía quedarse sin día: Thursday.  Para los alemanes Donner (trueno), Donnerstag.

Freja, la diosa del amor, la belleza y la lujuria, como Venus, da nombre al viernes: Friday en inglés, y Freitag en alemán.

Curiosamente, para el fin de semana, tanto un idioma como el otro mantienen la denominación pagana en referencia a Saturno: Saturday y Samstag, en inglés y alemán respectivamente.

Igualmente el domingo es para conmemorar la grandeza del sol: en inglés sun y en alemán sonne, derivando en Sunday y Sonntag.

La practicidad del origen de los días en chino mandarín

Otros idiomas fueron menos “románticos” para designar nombre a los días de la semana, y optaron por una estrategia bastante más práctica, lo que por otra parte, facilita el aprendizaje del mismo para aprendices extranjeros.

Es el caso del chino mandarín, que aun y siendo una cultura que se caracteriza por maravillosas historias de dragones, seres místicos, y rituales contemplativos, resulta que para nombrar los días decidieron directamente enumerarlos. Es tan sencillo como aprender los números en chino del 1 al 6 y añadir la partícula zhōu (semana): “semana uno”, “semana dos”, “semana tres”… etc. El punto romántico lo reservaron para el domingo, al que llaman “semana sol”.

Curiosamente, el domingo guarda esa magia que lo relaciona con la fuerza del astro sol en muchas culturas que poco o nada tienen que ver entre sí.

Y tú, ¿conocías el origen de los nombres de los días de la semana?¿te parece más fácil aprender idiomas si conoces el “por qué” de las palabras?

Lo natural es que hablen idiomas